Vanesa Navarro Martos

Departamento

IMIBIC GRUPO GC9: Nutrigenómica. Síndrome Metabólico


Grupo de investigación

IMIBIC GRUPO GC9: Nutrigenómica. Síndrome metabólico .

Sobre mí

Me diplomé en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Granada en el años 2006, después fui licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos por la misma universidad en el año 2008. En el 2010 cursé el Máster de Nutrición Clínica que ofertaba el centro de enseñanzas virtuales (CEVUG) de la Universidad de Granada. En el año 2012 cursé el Máster oficial en Nutrición y Metabolismo de la Universidad de Córdoba.

Mi labor como investigadora comenzó en el 2010 con el grupo de investigación: Bioquímica de la Nutrición que dirige el Doctor Ángel Gil, catedrático de la bioquímica y biología molecular de la Universidad de Granada. En el 2011, me incorporé al grupo de investigación de Nutrigenómica y Síndrome Metabólico que dirige el Doctor Francisco Pérez Jiménez, y en el que actualmente sigo, desarrollando mi labor de investigación orientado a demostrar los beneficios de una dieta mediterránea sobre el riesgo cardiovascular.

Líneas de investigación

– El estudio de las variantes genéticas comunes que modulan la influencia de la dieta sobre marcadores tales como el metabolismo postpandrial, la función endotelial, la hemostasis, los mecanismos de señalización celular y la activación de genes implicados en la aterogenésis, dentro del concepto de la nutrigenómica.
– El conocimiento de las acciones biológicas de la dieta y sus nutrientes sobre factores y mecanismos relacionados con el desarrollo de arteriosclerosis, preferentemente en pacientes con síndrome metabólico.

Resultados destacables

Una de las aportaciones más relevantes del grupo es la validación de las propiedades saludables del aceite de oliva. Gracias a los estudios del grupo, la FDA (Food and Drug Administration, EEUU) ha reconocido las cualidades del aceite de oliva y lo ha descrito como producto beneficioso para reducir el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria. La FDA defiende que la ingesta de 23 gramos de aceite de oliva diariamente puede reducir el riesgo de padecer enfermedades coronarias debido a las grasas monoinsaturadas presentes en él.

Del mismo modo lo reconoció la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria que permite que las etiquetas del aceite de oliva indiquen que es beneficioso para la salud basándose en sus propiedades antioxidantes.

Por otro lado, el grupo ha determinado la concentración específica de polifenoles provenientes del aceite de oliva que pueden ser utilizados para el desarrollo de nuevos aceites más saludables. Gracias a este hallazgo, se podrían desarrollar aceites más resistentes a los procesos de fritura y beneficiosos para la salud del consumidor.

Otro hito destacable es la creación del Nutrichip, una prueba de ADN que a través de la saliva analiza 125 variantes genéticas y establece si la obesidad de la persona tiene o no componentes genéticos y, por tanto, si esa obesidad puede complicarse con diabetes, presión arterial o colesterol. También algunas de estas variantes analizan la respuesta al ejercicio físico, consumo de calorías y tipo de dieta más beneficiosa. Es un producto que comercializa la farmacéutica Gendiag.

Por otro lado, el grupo también ha contribuido al desarrollo de un producto tecnológico llamado PadMed, una aplicación móvil cuyo objetivo es facilitar la toma de decisiones en la práctica clínica.

Vocación

Fue la primera salida laborar que se me ofertó al finalizar mis estudios, desde entonces, se ha convertido en mi pasión y mi modo de vida.

Deseo científico

Paliar todas las enfermedades de ámbito nutricional.

404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.18.0
Ir al contenido