INVESTIGADOR@S

Datos

Miguel Angel Sánchez-Garrido es licenciado en Bioquímica por la Universidad de Córdoba. Tras su graduación, Miguel Ángel comenzó su andadura por el mundo de la investigación en el Departamento de Hepatología del Hospital Universitario Reina Sofía. Posteriormente, se trasladó al Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad de Córdoba para iniciar sus estudios de Tesis doctoral. Tras la defensa de su Tesis, Miguel Ángel comenzó su estancia postdoctoral en el Instituto para el estudio de la Obesidad y la Diabetes de Múnich (Alemania), donde consiguió la prestigiosa beca europea del programa Marie Curie. Tras este periodo postdoctoral en Alemania, Miguel Ángel consiguió un contrato Juan de la Cierva-incorporación del MINECO, lo que le permitió incorporarse de nuevo a la Universidad de Córdoba/IMIBIC para continuar sus estudios sobre control metabólico de la reproducción.


Provincia

Córdoba


Categoría

BIOLOGíA


Institución

Universidad de Córdoba


Departamento

IMIBIC


Grupo de investigación

GC-10. Regulación hormonal del balance energético, la pubertad y la reproducción. IMIBIC


Líneas de investigación

Durante los últimos años, Miguel Ángel ha trabajado en el campo de la obesidad y la diabetes. En concreto, diseñando y testando nuevas estrategias farmacológicas para el tratamiento de estas enfermedades.
Actualmente, la labor científica de Miguel Ángel se centra en el descubrimiento de nuevas terapias polifarmacológicas para el tratamiento del síndrome de ovario poliquístico, un desorden endocrino de alta prevalencia en la sociedad que afecta a mujeres en edad reproductiva y que está asociado a infertilidad y alteraciones metabólicas.


El resultado más destacable de tus investigaciones

Durante su estancia postdoctoral, Miguel Ángel descubrió una nueva diana terapéutica para el tratamiento de la obesidad. Miguel Ángel demostró que la inhibición farmacológica de la proteína FAP en ratones obesos proporcionaba beneficios metabólicos (disminución del peso corporal, mejora de la tolerancia a glucosa y de la resistencia a insulina), validando esta proteína como una nueva diana terapéutica para el tratamiento de la obesidad y la diabetes.


¿Cómo llegaste a la ciencia y por qué sigues aquí?

Miguel Ángel siempre tuvo claro que quería dedicarse a la investigación. Ya en los últimos años de su licenciatura, Miguel Ángel comenzó como alumno colaborador en prácticas en el Departamento de Microbiología de la Universidad de Córdoba, para posteriormente trasladarse al Hospital Reina Sofía y al IMIBIC. Miguel Ángel sigue en el mundo de la investigación, porque le fascina y le motiva el poder trabajar diariamente en el laboratorio para ayudar al avance de la sociedad.


Un deseo científico

Que nunca nos falte financiación para seguir con nuestra labor y poder contribuir a la mejora de la calidad de vida de la sociedad.


ACTIVIDADES RELACIONADAS