José Miguel Morales Asencio

Departamento

Dpto. de Enfermería y Podología. Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad de Málaga.


Grupo de investigación

Lidero un grupo de investigación perteneciente al Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA).

Sobre mí

Diplomado en Enfermería, Licenciado en Antropología, Especialista en Antropología de la Salud, Doctor en Economía de la Salud. Soy profesor de Métodos de Investigación y Atención Sanitaria Basada en la Evidencia en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Málaga.

Líneas de investigación

¿CUALES SON LAS CLAVES PARA UN ENVEJECIMIENTO SALUDABLE Y PARA EVITAR ENFERMEDADES CRÓNICAS?
El envejecimiento de la población es un hecho demográfico que condiciona a las sociedades occidentales desde el punto de vista económico, social y sanitario. Este “seísmo demográfico”, junto con la cronificación de muchas enfermedades, trae de la mano un reto ineludible: ¿cómo alcanzar esta fase de la vida en las mejores condiciones de salud y con la mejor calidad de vida? No se trata de añadir “años a la vida”, sino “vida a los años” o, como decía Hipócrates, “quiero morir joven,… pero muy tarde”. ¿Podemos hacer algo para asegurarnos esta calidad de vida? Rotundamente, sí. Los resultados de investigación nos dicen claramente cómo ciertos estilos de vida saludables pueden imponerse al paso del tiempo y prevenir la aparición de enfermedades crónicas como la diabetes, las cardiopatías, el ictus o las enfermedades pulmonares, entre otras. En la sesión, se abordarán cuáles son estos factores y cómo nos pueden ayudar a prolongar nuestra calidad de vida a lo largo del curso vital y se presentarán resultados de investigación, de forma amena y fácil, para comprender el alcance y la importancia de que los ciudadanos decidan optar por un envejecimiento saludable.

Vocación

La dedicación a la investigación exige un alto compromiso que ha de combinarse, en el caso de los investigadores académicos, con la actividad docente en la Universidad. El día a día implica, en primer lugar estar al corriente de todo lo que se publica en tu ámbito de investigación. Por otra parte, cada día has de estar impulsando los estudios en curso para que salgan adelante con éxito y superando desafíos: seguimiento de las muestras de pacientes, problemas con la obtención de algunos datos, garantizar la disponibilidad de personal de apoyo y colaboradores, dar soporte a los becarios de investigación, llevar a cabo análisis de datos conforme van siendo obtenidos y, lo que no es menos importante: diseñar nuevos proyectos y presentarlos a convocatorias de investigación muy competitivas, para poder obtener fondos. Otra parte esencial que ocupa el día a día es la redacción de artículos científicos para ser publicados en revistas internacionales de alto impacto. Por último, nunca deja un investigador, cada día que se levanta, de llevar a cabo una tarea fundamental: pensar en nuevas ideas, nuevas relaciones entre viejas ideas y escudriñar la realidad para captar nuevos enfoques para los problemas que tiene en su cabeza. La reflexión es una compañera permanente en la vida de un investigador.

404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.18.0
Ir al contenido