Ingeniería | Sevilla

Arturo Chao Correas

Universidad de Sevilla

Departamento

DEPARTAMENTO DE INGENIERIA ESTRUCTURAL, CIVIL Y GEOTECNICA – POLITECNICO DI TORINO


Grupo de investigación

DIPARTIMENTO DI INGEGNERIA STRUTTURALE, EDILE E GEOTECNICA – DISEG

Sobre mí

Nací en Toledo (España) en 1997, y allí pasé la mayor parte de mi infancia. En 2009, un capricho de la vida me llevó a vivir Melilla, que por aquel entonces era una lejana ciudad que apenas conocía más allá de haber estado algunos días de vacaciones familiares. Allí, descubrí realmente el mar, y durante los siguientes 6 años formé parte del Equipo de Regatas del Real Club Marítimo de Melilla, participando en numerosas competiciones nacionales e internacionales. Esas experiencias me educaron en ambientes multiculturales y ampliaron considerablemente mi apertura de miras. Mi otra pasión de la infancia, la ingeniería, la desarrollé durante mis cuatro años de carrera en la Universidad de Sevilla. Además de la intensidad intrínseca al Grado de Ingeniería Aeroespacial, los dos últimos cursos los aderecé con mi participación en el equipo de Formula Student local, ARUS. Finalizados los estudios de grado, llegó el momento de internacionalizar mi formación, pasando primero un año en la Universidad de Cranfield (UK) cursando un Máster en estructuras, y justo después iniciando mi doctorado en Ingeniería Civil en el Politécnico de Turín (Italia).

Líneas de investigación

Mecánica de la Fractura, Impact Engineering, Materiales Compuestos

Resultados destacables

Aunque mi carrera como investigador es bastante joven todavía, durante mi máster conseguí desarrollar un modelo analítico que permitía caracterizar un impacto a baja velocidad sobre un panel de material compuesto reforzado con un larguerillo. Este estudio, cuyos métodos se han incluido en un software comercial, tiene una gran implicación: los aviones cada vez usan más materiales compuestos, y por tanto es necesario disponer de herramientas eficientes que permitan asegurar que, ante eventos no deseados (como la caída de una herramienta), la integridad de la aeronave no se vea comprometida.

Vocación

Algo que compartimos la mayoría de los científicos es el espíritu curioso, el tratar de entender lo que sucede a nuestro alrededor, a veces incluso solo por el mero hecho de saber. Esa curiosidad hizo que desde muy pequeño siempre preguntara ¿por qué? ante cualquier suceso que no entendiera. Y mis padres, a quienes tanto les debo, en vez de desalentarme a seguir preguntando para que fuera menos pesado, siempre se las apañaban para encontrar la manera de explicarme las cosas (¡Y la Wikipedia todavía no estaba de moda!). Con los años, el dedicarme a la ciencia simplemente se fue convirtiendo en algo cada vez más natural. Y por eso sigo dedicándome a ello, para continuar satisfaciendo mi curiosidad mientras me trabajo en algo que me apasiona.

Deseo científico

Que las investigaciones científicas, así como sus aplicaciones y procedimientos, fuesen más accesibles al público general. Con una mejor comprensión de los métodos y estándares científicos por parte de la sociedad no técnica, no solo mejoraría la percepción y la confianza en los avances científicos, sino que también podría haber una mayor involucración por parte de todos los potenciales beneficiarios finales.

Ir al contenido