Andalucía Almería

Rambla Federico García Lorca

Terapia manual y técnicas invasivas en el abordaje del dolor miofascial lumbar
Actividad organizada por Universidad de Almería.

El dolor lumbar es un problema mundial y la principal causa de discapacidad, llegando a afectar a 632 millones de personas en todo el mundo, tratándose de uno de los trastornos musculoesqueléticos más comunes en la sociedad moderna. Se trata de una epidemia de nuestro tiempo y de una de las más importantes causas de reducción de la actividad y ausencia del trabajo en los países occidentales, generando importantes desafíos sociales y económicos.

El dolor muscular puede atribuirse a un trastorno de dolor miofascial. La incidencia de dolor muscular oscila entre el 30% y el 93%, dependiendo de la práctica y el entorno de la subespecialidad. Los estudios epidemiológicos sugieren que el síndrome de dolor miofascial, que incluye la presencia de puntos gatillo miofasciales (MTrP), es una importante disfunción musculoesquelética y se considera una de las principales causas de dolor de cabeza y dolor de cuello, además del dolor lumbar, que es uno de los trastornos musculoesqueléticos más costosos del mundo. La disfunción de la columna vertebral es la causa más frecuente de limitación de actividad para personas menores de 45 años, mientras que el dolor lumbar crónico es la causa más común de discapacidad en la población trabajadora. Las tasas de prevalencia de dolor lumbar crónico son del 10,2% en los Estados Unidos; 10% en Australia; y entre el 5,9% y el 23% en Europa. Una revisión sistemática informó del costo directo del dolor de espalda en Europa que va de 187 millones en Bélgica a 4,2 mil millones en los Países Bajos y 90,6 mil millones en los Estados Unidos.

El dolor miofascial se caracteriza por la presencia de nódulos blandos y firmes llamados puntos gatillo (MTrP). Dentro de cada punto de activación hay una zona hiperirritable, la “banda tensa”, que se compone de fibras musculares hipercontracturadas. Clínicamente, el músculo con MTrP presenta rigidez y está asociado con fuerza disminuida y rango de movimiento restringido. Si está latente, la palpación de este punto gatillo provoca dolor irradiante, doloroso en zonas referidas localizadas que consisten en una importante disfunción musculoesquelética. Si está activo, el MTrP promueve dolor espontáneo.

El tratamiento de los trastornos de dolor miofascial requiere que los MTrP y músculos sintomáticos se identifiquen como generadores de dolor primario o auxiliar. La terapia manual como tratamiento más tradicional ha sido utilizada por los fisioterapeutas junto a otras técnicas más invasivas como la punción para el tratamiento del dolor musculoesquelético, ya que cortan neurofisiológica o físicamente el ciclo neural del punto de activación, a fin de reducir el dolor y el espasmo muscular.
Como principal ejemplo de una técnica de terapia manual, entre otras muchas, podemos describir la Técnica de inhibición-compresión isquémica: Aunque los nombres que recibe esta maniobra masoterápica son variados (presión, compresión, presión estática, presión con el pulgar, presión isquémica, compresión isquémica), todos se refieren al hecho de comprimir un tejido blando manteniéndolo atrapado entre el contacto manual utilizado y un contra-apoyo, que suele ser la estructura anatómica que hay por debajo de él. También se puede contra-apoyar situando el resto de dedos de la mano que opera en el lado opuesto del tejido cuyo PGM se comprime con el pulgar (pinza). Como indican Simons et al, cuando se emplean técnicas compresivas sobre un PGM, a la isquemia inicial le sigue una importante hiperemia. El oxígeno, el ATP y los nutrientes ofrecidos por la sangre que fluye, podrían reducir los déficits ambientales locales y estimular la normalización de los tejidos disfuncionales (Simons et al. 1999). Se trata, además, de la maniobra más utilizada de todas las catalogadas como no invasivas, en el tratamiento de PGM.

Como ejemplo de técnicas invasivas más utilizadas encontramos la punción seca tradicional o la combinación de ésta con corrientes análgésicas tipo TENS y que se denomina electropunción (EP). La punción estimula puntos en el cuerpo, manual o eléctricamente, mediante la inserción de agujas para prevenir o modificar la percepción del dolor o para alterar las funciones fisiológicas. La electropunción (EP) incluye el paso de una corriente eléctrica a través de la aguja y se supone que es más efectiva para aliviar el dolor que la punción seca manual. Los estudios que investigan los mecanismos de acción de la EP han revelado que los péptidos opioides endógenos en el sistema nervioso central median los efectos analgésicos producidos por este tratamiento. Por lo tanto, la EP se aplica en los puntos de acupuntura para estimular los nociceptores musculares, que activan el sistema antinociceptivo endógeno. Estudios que han comparado el efecto de la punción seca tradicional con la EP (Aranha et al. 2015) han obtenido que aunque ambas opciones eran efectivas en la reducción del dolor y el aumento del rango de movimiento, la EP obtenía mejores resultados que la opción tradicional. La Organización Mundial de la Salud aprobó más de 40 trastornos que pueden beneficiarse del tratamiento con punción, entre los que se encuentra la lumbalgia.

VALOR QUE APORTA LA INVESTIGACIÓN

La prevalencia de puntos gatillo miofasciales activos es muy alta en la población, llegando hasta el 93% en la población que presenta síntomas (Gerwin 1995), hasta el 65% de mujeres y el 37% de hombres asintomáticos (Drewer y Jehnnen 1995) y en población diagnostica de otra patología como la Fibromialgia hasta el 68% (Granges et al 1993). La lumbalgia es la principal causa de incapacidad laboral en el mundo, esto desata el interés en el ámbito fisioterapéutico de la búsqueda de un conjunto de técnicas eficaz para combatir el síndrome de dolor miofascial y hacer frente a los puntos gatillo miofasciales presentes en las algias vertebrales, muy especialmente en la zona lumbar, tan incapacitantes y molestos en el día a día de la población

Fecha y hora

27/09/2019 18:00


Lugar

Rambla Federico García Lorca. Calle Belén, 04004 Almería, Almería, España


GRUPO / DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIÓN

Departamento de Enfermería, Fisioterapia y Medicina


Financian

Proyecto de la Junta de Andalucía


Participan

Universidad de Almería


Aforo

Acceso libre

INVESTIGADOR@S ANFITRIONES

otras actividades en ALMERíA

DERECHO / ALMERíA
Bullying, ciberbullying y otros tipos de acoso en redes sociales
Actividad organizada por Universidad de Almería.

Dirigido a: ESO | Bachillerato
Lugar: (Disponibilidad para asistir a IES de la ciudad de Almería)
Fechas disponibles: 25 | 26 | 27 - Septiembre de 2019

CIENCIAS DE DEPORTE / ALMERíA
La Ciencia en el Deporte y el Ejercicio Físico
Actividad organizada por Universidad de Almería.

Pretendemos mostrar al público una representación del tipo de trabajo científico que llevamos a cabo desde el ámbito de las Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Fundamentalmente con deportistas de alto nivel, pero también con personas sedentarias que buscan mejorar su salud y calidad de vida.

PSICOLOGíA / ALMERíA
Entrena tu cerebro con NEUROFEEDBACK
Actividad organizada por Universidad de Almería.

A partir de técnicas de Neurofeedback, mostraremos cómo entrenar la atención y la relajación para mejorarlas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar