Andalucía Córdoba

Bocados de Ciencia | Ciencia en el Museo | Museo de Bellas Artes

BIOLOGíA
Imprimir Compartir
Ciencia en el Museo
Actividades para niñ@s

El Jardín de Elena es una iniciativa que combina arte y botánica, un recorrido de ida y vuelta entre las obras de arte y las especies vegetales. El proyecto se inicio en 2012 entre el Jardín Botánico de Córdoba y el Museo Arqueológico, con una selección e interpretación de obras. Posteriormente, se amplió con piezas de Madinat al-Zahra y el Museo de Bellas Artes. El éxito de esta experiencia propició una segunda fase, con la creación de recorridos virtuales y la incorporación del Museo Carmen Thyssen de Málaga y el Jardín Botánico-Histórico de La Concepción, un proyecto apoyado por la Fundación Descubre. En 2016, con la financiación de la FECYT, nace una nueva propuesta que vincula los Jardines botánicos de Cordoba y Málaga con los Museos Arqueológicos y de Bellas Artes de Córdoba, el Conjunto arqueológico de Madinat al-Zahra de Cordoba, y la colección del Museo Ruso de Málaga.

Hora

19.00 horas.


Lugar

Bocados de Ciencia | Ciencia en el Museo | Museo de Bellas Artes. Plaza del Potro, Córdoba, España


GRUPO / DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIÓN

Unidad Técnica del IMGEMA Real Jardín Botánico de Córdoba


Participan

Museo de Bellas Artes de Córdoba


Aforo

Sin plazas disponibles

INVESTIGADOR@S ANFITRIONES

otras actividades en CóRDOBA

BIOLOGíA / CóRDOBA
El banco de germoplasma, conservando nuestra flora
Actividades para niñ@s

Visitaremos el Banco de Germoplasma Vegetal Andaluz de la mano de una de sus conservadoras, que nos explicará que semillas se conservan, por qué es tan importante conservarlas y para qué se utilizan posteriormente.



MEDIO AMBIENTE / CóRDOBA
Techos verdes y jardines verticales. Infraestructuras contra el cambio climático

Nos sentamos alrededor de una mesa en un emblemático patio cordobés para charlar sobre cambio climático y calentamiento global, y qué se puede hacer para evitarlo.

OTROS / CóRDOBA
Sesión planetaria by Esther Casado
Actividad organizada por Universidad de Córdoba.

La Música y el ser humano van de la mano desde la Prehistoria. Escuchar música regula el nivel de hormonas relacionadas con el estrés, fortalece la memoria y el aprendizaje y recrea recuerdos. Escuchar música produce efectos fisiológicos relacionados con el pulso y la presión arterial, mejorando el estado de alerta y el bienestar general.